[ARTÍCULO] El Ojo que llora: Memoria y patrimonio

por José Siancas Gamboa, psicólogo, activista de los DD. HH en Caminos de Memoria e integrante de la CVX

En el año 1980 se dio inicio a un conflicto armado interno que terminó con la vida y sueños de más de 70,000 seres humanos, personas como tú y como yo. Pero al igual que con el derrame del petróleo no interesó sino hasta que las muertes se produjeran en Lima.

El año 2000 el presidente de transición Señor Valentín Paniagua, militante del partido Acción Popular, nombró una Comisión de la Verdad y una vez que asumió el presidente Alejandro Toledo completó el nombre de esta, llamándola Comisión de la Verdad y Reconciliación. Después de 3 años de arduo trabajo presentaron al mundo su Informe Final, donde realizaron un análisis del cómo estábamos y estamos como país, con profundas brechas que no solo nos dividen, sino que siguen condenando a una muerte lenta a muchas y muchos pobres.

Lika Mutal, una artista nacida en Holanda pero que radicó muchos años en el Perú y donde crió a su familia, vivió el conflicto armado muy cercano y como toda artista con esa sensibilidad una vez concluido este conflicto y como parte de las reparaciones simbólicas, realizó una obra no solo maestra, sino que creó un espacio de reflexión, memoria y un lugar donde RECORDAR a las muchas personas asesinadas, desaparecidas, a consecuencia de los crímenes de odio. No dejó de ser un espacio artístico, pero en el tiempo se ha convertido en gran espacio de MEMORIA. Un espacio donde los familiares se encuentran para rendir tributo a sus familiares cuyos cuerpos no tienen un sitio en un campo santo para reposar y donde descansen. Por todo esto es que ha sido reconocido este Memorial “El Ojo que Llora” como patrimonio cultural de la Nación.

¿Por qué patrimonio cultural? Porque nos recuerda una parte de nuestra historia muy importante y, como está reseñado en la RVM N° 18-2022: “Que, asimismo, la citada Política Nacional de Cultura indica en cuanto al aprovechamiento sostenible del patrimonio cultural, que este último funciona como soporte físico y simbólico de las memorias, posibilitando que los individuos o colectivos adquieran conciencia acerca de su identidad, en la medida en que es un factor del sentimiento de continuidad y de coherencia en su reconstrucción de sí mismos; Que, los memoriales son espacios públicos en los que se conmemoran eventos del pasado y se realizan debates, con el objetivo de evocar, recordar, conocer, analizar y reconocer la historia y promover la construcción de las memorias; …”

La CVR logró dar su informe de lo ocurrido, pero no tuvo más tiempo para impulsar la Reconciliación: esa tarea quedó en manos de todas y todos los peruanos. Pero hay un sector al que no le interesa ni favorece que esta reconciliación se lleve a cabo, tienen toda una red comunicacional para seguir destilando su veneno de odio y logran contagiar a un sector de peruanos que compran fantasmas y solo repiten lo que se les dice sin investigar más. Bien lo dice ese refrán “miente, miente que algo queda”. Por esto este Memorial desde su inauguración el año 2005 ha recibido 8 ataques donde ha sido bañado de pintura naranja, las piedras con nombre de las victimas arrancadas de su base, etc. Se dice que hay nombres de miembros de SL y el MRTA, pero esto no es verdad pues los nombres que se encuentran ahí son los nombres que están en el Registro Único de Víctimas que realiza el mismo Estado según normas establecidas. En este mismo espacio también están nombres de muchos miembros de la policía nacional.

Como creyente, este llamado a la memoria es algo que se repite mucho en muchos de los libros de la Biblia: Deuteronomio 8: 2-3; Eze. 37; Lc. 22,19; 2 Pedro 1:13; Esdras 9:5-15; 2 Pedro 1:15-21; 2 Samuel 12:1-13. En fin, la misma vida de Jesús es un recordar de dónde venimos y a dónde debemos ir. Espero que podamos sumarnos cada día más a buscar la verdad para encontrar la verdadera libertad a la que nos invita Juan en Jn. 8, 31-38

Compartir Artículo

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp