Mensaje a la Nación: Evidencia de un gobierno sin rumbo

Por Pilar Arroyo, socióloga del Instituto Bartolomé de Las Casas

Tenemos la impresión de que con el transcurrir del tiempo hay cosas que han ido perdiendo importancia y vaciándose de contenido. Uno de estos casos es el Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias. Y eso ha sucedido debido a la falta de seriedad de los sucesivos presidentes para darle un mínimo de credibilidad a lo que afirman y cumplir lo que ofrecen en dichos mensajes. El Mensaje del 28 de julio del presidente Pedro Castillo nos ha reafirmado esa impresión.

En su discurso, el presidente Castillo no mostró ningún espíritu autocrítico, no mencionó los principales problemas que nos agobian y menos señaló qué piensa hacer para ayudar a solucionarlos. Solo se limitó a una tediosa enumeración de cifras (muchas de ellas imprecisas, engañosas o simplemente falsas) y a enunciar nuevos ofrecimientos, que sabemos de antemano que no podrán ser cumplidos.

Entre la recatafila de ofrecimientos destacan el impulso a bonos sociales, la mejora de la remuneración de los docentes y el aumento de las pensiones para las personas mayores. Para combatir la inseguridad ciudadana anunció la creación de brigadas especiales contra el crimen en los distritos con mayor incidencia delictiva. Anunció el fortalecimiento del sistema educativo, pero no dijo ni una palabra sobre la SUNEDU ni de la eliminación de la educación sexual integral. Además, ofreció mejorar los servicios de atención a las mujeres víctimas de violencia y el de las poblaciones vulnerables; así como también impulsar la electromovilidad, etc.

Si bien no le faltó razón al señalar el hostigamiento permanente de los medios de comunicación inconstitucionalmente concentrados, que están “empeñados en desestabilizar al gobierno”, por lo que “no les interesa difundir los logros” del gobierno, no es creíble que todas sus desdichas se deban a este factor, pues no es cierto que lo acusen “de corrupción, sin ninguna prueba”.

Recordemos que el presidente tiene abiertas en la fiscalía cinco investigaciones por serios indicios de haber cometido diversos delitos vinculados a la corrupción:

-4 de enero del 2022, por el caso Puente Tarata III que involucra tráfico de influencias y cohecho (soborno) en el otorgamiento de obras por parte del Ministerio de Transportes y Comunicaciones;
-15 de febrero del 2022, por intervenir en los ascensos de las Fuerzas Armadas y de la Policía (tráfico de influencias);
-5 de mayo del 2022, por el plagio en su tesis de maestría de la Universidad César Vallejo (los cargos son plagio agravado, falsedad genérica y cobro indebido);
-21 de julio del 2022, por el despido del ministro del Interior González (encubrimiento personal y contra la administración de justicia);
-22 de julio del 2022, por su participación en la compra de biodiésel a la empresa Heaven Petroleum (tráfico de influencias y contra la administración pública).

Nos parece que el tweet del analista político y director de la publicación digital Pata Amarilla, Juan de la Puente, sintetiza bien nuestra opinión sobre el Mensaje Presidencial: “Mensaje a la Nación con retórica de cambio sin cambio, marcado continuismo económico, escasa protección social, cero reconocimientos de derechos. Sin respuesta a la crisis política y sin autocrítica”. Cabe mencionar que dicho mensaje no ha satisfecho a ningún sector del país. De todos lados le han llovido críticas y hasta Vladimir Cerrón ha manifestado su desagrado con dicho pronunciamiento.

Creemos que el discurso confirma nuestra impresión de una Presidencia sin rumbo, enfocada solo en su sobrevivencia y sin ninguna preocupación por el bien común.

Compartir Artículo

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp