[Editorial] Alimentar la esperanza para revertir los difíciles momentos

Llegamos a fines del 2023 con una complicada situación nacional e internacional a todo nivel, pero también hay que decirlo, con algunas semillas de esperanza. En el año que termina se agudizaron las penurias de los hogares. Ya desde años anteriores la economía familiar venía siendo seriamente impactada por las consecuencias del Covid-19 y por el alza de precios (inflación), sobre todo en el rubro de alimentos.

En el 2023 se le sumó la recesión económica y el impacto de los fenómenos climáticos del Ciclón Yaku, Niño Costero y Niño Global. Ambos significaron la disminución de los ingresos familiares, menores oportunidades de empleo y serios problemas para acceder a los alimentos para el 51% del país.

Sin embargo, la población, sobre todo femenina, demostró su capacidad de organización para vía los comedores paliar en algo el problema alimenticio; así como también su capacidad de movilización para exigir al Congreso ampliar el Presupuesto para los comedores en el 2024. En ese esfuerzo fueron acompañados, solidariamente, por numerosas congregaciones religiosas y gente de buena voluntad, que tienen muy presente el mandato bíblico de dar de comer al hambriento.

En la política no nos fue mejor: hoy nos gobierna una coalición incapaz de dar solución a los graves problemas que aquejan a la población. Sólo les interesa sacar adelante sus intereses particulares, en muchos casos vinculados a mafias, revirtiendo lo avanzado en diversos campos, como educación, reforma política y otros. Hace unos días, la detención de Jaime Villanueva, asesor de la Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, revelaría su vinculación con una organización criminal que también alcanzaría a varios congresistas. Algo inadmisible. Esta coalición ejerce su poder atropellando los derechos humanos, el Estado de Derecho, sin ninguna preocupación por el bien común. Es repudiada por la mayoría de la población, como lo demuestra la última encuesta del IEP donde el Ejecutivo tiene solo 8% de aprobación y el Congreso 6%, pero eso no les importa.

Sin embargo, a lo largo del año valientes ciudadanos, aunque minoritarios, le hicieron frente, ya sea movilizándose para expresar su descontento o tratando de agruparse, como en la recientemente formada Plataforma Democrática, para forjar una oposición contundente y eficaz.  Además, sectores sanos y honestos de las diversas instituciones copadas por la coalición (Defensoría, Fiscalía de la Nación, Poder Judicial, etc.), a pesar de estar sometidos a un constante hostigamiento, han tratado de resistir valientemente.  Por ejemplo, la Fiscal Marita Barreto ha conducido investigaciones que demuestran graves casos de corrupción en el poder, entre ellos una investigación a la Fiscal de la Nación, motivo por el cual ésta la removió de su cargo.

Son acciones como las mencionadas líneas arriba la que alimentan nuestra esperanza de que seremos capaces de revertir el difícil momento que hoy vivimos en el país. Esperamos que en el 2024 estas y otras acciones de la ciudadanía sigan dando fruto. No olvidemos tampoco que el mundo continúa en guerra. Además del conflicto palestino-israelí que ya se va cobrando la vida de más de 15 mil personas, no dejemos de tener presente la invasión rusa a Ucrania que en febrero cumplirá dos años, y en otros conflictos armados como los de Burkina Faso, Somalia, Sudán, Yemen, Myanmar, Nigeria y Siria, países en los que las guerras por el control de los territorios y gobiernos parece de nunca acabar.

Recordemos lo que nos decía el Papa Francisco cuando afirmaba que “Se trata de privilegiar las acciones que generan dinamismos nuevos en la sociedad e involucran a otras personas y grupos que las desarrollarán, hasta que fructifiquen en importantes acontecimientos históricos. Nada de ansiedad, pero si convicciones claras y tenacidad” (Evangelii gaudium, 223).

Foto portada: Aldair Mejía – EFE

Compartir Artículo

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp