[EDITORIAL] 50 años de “Teología de la Liberación. Perspectivas”

10 noviembre, 2021

[EDITORIAL]

50 años de “Teología de la Liberación. Perspectivas”

La obra “Teología de la Liberación. Perspectivas”, ha significado una gran contribución a la labor pastoral y teológica de la Iglesia latinoamericana y universal. Esta publicación del padre Gustavo Gutiérrez que ha cumplido 50 años, partiendo de la reflexión sobre la práctica de muchos cristianos y cristianas, fomentó el dialogo interdisciplinar poniendo en el centro a los más pobres, planteándonos retos y desafíos en nuestro compromiso cristiano para comprender las causas de la desigualdad, de la pobreza y luchar contra ellas.

Con el fin de reflexionar, asumir nuevos retos e intercambiar miradas sobre lo caminado durante estos 50 años, el Instituto Bartolomé de Las Casas, el Centro de Estudios y Publicaciones y la Pontificia Universidad Católica del Perú organizaron el Seminario Internacional “Teología de la Liberación. Perspectivas”, que contó con la participación de invitados peruanos y extranjeros en charlas magistrales, paneles y comentarios durante cinco días de ponencias. En esta edición de Signos, compartiremos con ustedes un especial con textos de algunos de los ponentes. Al finalizar el Seminario el P. Gutiérrez dirigió un mensaje que puede escucharse en el siguiente link: https://youtu.be/RsPCa8OAcl8

Una invitación a interpelarnos como cristianos

La obra del p. Gutiérrez ha marcado sin duda el pensamiento teológico contemporáneo y nos introdujo al desafío de mirar el mundo de los invisibles y visibilizarlos como Iglesia, a tener una amistad con los pobres y luchar para que sean sujetos de su propio destino.

Después de 50 años esta corriente nos sigue invitando a preguntarnos como cristianos ¿dónde están los pobres? ¿Qué dimensiones tiene la pobreza hoy? En estos tiempos de tanto dolor, ¿cómo estamos respondiendo al clamor de los pobres por cambiar su realidad?

En su mensaje al seminario internacional, Gustavo Gutiérrez señaló que “la pobreza de ahora es vivir aparte del mundo que progresa y que tiene bienes y seguridad. Los pobres, aunque vivan en la misma ciudad, viven de otra manera y este es un problema central de todo el planeta”. Ante esta realidad hizo una invocación: “Vayamos a ese otro mundo donde viven los pobres. Hagamos más puentes de diálogo y de encuentros solidarios con ellos y con ellas.”. Por todo lo señalado fue claro en afirmar: “Ante la situación del Perú vuelvo a sentir la necesidad de llamar a la conversión al mensaje de Jesús”.

La pobreza, problema central del planeta

La pandemia generada por el virus del Covid-19 ha impactado gravemente a nuestro país y el mundo entero. Muchas familias han sido afectadas de distinta manera y se han puesto en evidencia distintas dimensiones de la pobreza. Por eso, el mensaje de lucha contra la desigualdad, que apunta a resolver las causas estructurales de la pobreza, está más vigente que nunca. Como lo recuerda Gutiérrez, “la pobreza es muerte temprana e injusta. Es destructora de personas y familias” y sigue golpeando sobre todo a los países más pobres del mundo. Entonces, asumir un compromiso real como cristianos para dejar de lado las diferencias y emprender caminos de solidaridad de lucha contra la pobreza es seguir el llamado de Jesús.

El amor de Dios es universal, no excluye a nadie, pero Jesús nos pidió que diéramos preferencia a los y las más débile,s por eso el compromiso con el pobre no puede evitar la denuncia de las causas de la pobreza”. Gustavo Gutiérrez.