[ARTÍCULO] Sistema de salud en cuidados intensivos

28 mayo, 2020

[ARTÍCULO]

Sistema de salud en cuidados intensivos

por Yerson Collave García, periodista especializado en ciencia y salud

 

 

Hospitales sin oxígeno, médicos sin pago y familias que no pueden enterrar a sus fallecidos. Ese es parte del panorama que vive el Perú debido a la pandemia de COVID-19, una enfermedad que en solo cinco meses puso a prueba a los sistemas de salud de todo el mundo.

En el momento en que escribo estas líneas, el país ya supera los 100.000 casos mientras que el Gobierno asegura que nos encontramos en el pico de casos y que el descenso en el número de contagios será gradual. La Sociedad Peruana de Medicina Intensiva asegura, por su parte, que nos encontramos en la fase más crítica: los médicos priorizan la atención a los pacientes con COVID-19 que tengan más posibilidades de sobrevivir, es decir, los más jóvenes y con menos enfermedades, como sucedió antes en Italia y España.

Pero ¿esta situación ha sido causada por la pandemia? Los especialistas coinciden en que la crisis solo ha desnudado los problemas que el sistema de salud peruano tiene desde hace décadas. Muestra de ello es que el país, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), invierte solo 5,1% de su PBI en salud, cuando el promedio en la región es 8%. La propia Organización Mundial de la Salud advirtió cuando declaró al nuevo coronavirus como una crisis de alcance global, que los países con los sistemas de salud más débiles iban a sufrir un efecto más devastador. En esa misma línea, la Organización de las Naciones Unidas alertó que las personas en pobreza iban a resultar más afectadas. En el Perú, las organizaciones indígenas como AIDESEP han pedido al Gobierno un plan de respuesta que se ajuste a la realidad de esas poblaciones, pero aseguran que no han sido escuchadas.

Los expertos en salud pública coinciden en que esta crisis muestra que el enfoque reactivo que las autoridades de salud han aplicado en las últimas décadas es un factor clave que explica la actual crisis que atraviesa el país. Es fundamental, afirman, que el foco sea puesto en la prevención y en las poblaciones vulnerables. Como explicó a un medio de comunicación el epidemiólogo Luis Suarez-Ognio, exjefe del Instituto Nacional de Salud, esta crisis “es una llamada de atención muy grande porque esta no va a ser la última epidemia que vamos a afrontar”.