[ARTÍCULO] Amar el bien común

12 octubre, 2021

[ARTÍCULO]

Amar el bien común

 

Este mes de octubre se cumple un año de la publicación de la tercera encíclica del Papa Francisco “Fratelli Tutti” (Hermanos todos). Este documento ha acompañado desde el 2020 los enormes desafíos que venimos asumiendo como país por la crisis mundial originada por la pandemia y ha sido bastante relevante pues permite tener una lectura de la situación social, económica y política del mundo poniendo en el centro a los más pobres. En nuestro país, la situación política sigue siendo desafiante. Aprovecharemos el aniversario de esta importante publicación para recordar algunos puntos clave que podrían seguir ayudándonos a encontrar respuestas y salidas.

¿Puede funcionar el mundo sin política?

El Papa Francisco al hacemos esta pregunta en la encíclica, reconoce que para muchos la política puede ser una palabra que no genera confianza debido a las malas acciones de ciertos políticos. Sin embargo, la pregunta nos interpela a intentar comprender toda la dimensión de esta palabra. Por un lado, la política puede ser relacionada con las acciones que realizan las autoridades de nuestro país y por ello puede tener una connotación bastante negativa debido a los escándalos de corrupción que han sido varios en los últimos tiempos, pero también la política puede estar relacionada a las acciones que los ciudadanos tomamos en comunidad en la búsqueda del bien común.
Para combatir las terribles consecuencias de la pandemia ha sido necesaria la política. La organización de los ciudadanos y ciudadanas para sacar adelante iniciativas que beneficien a las comunidades, ha sido clave. El trabajo de las autoridades, por ejemplo, para lograr vacunar a todos los peruanos y peruanas ha sido importante también en esta lucha contra la pandemia. Las iniciativas diversas desplegadas por la Iglesia para llevar oxígeno y alimentación a todos los ciudadanos y ciudadanas que lo necesitan también han sido de gran ayuda para superar esta crisis. Todas estas acciones son las diversas caras de la política que ponen como fin superior el amor al bien común. ¿Puede funcionar el mundo sin esta política? ¿sin la buena política?

“Si alguien ayuda a un anciano a cruzar un río, y eso es exquisita caridad, el político le construye un puente, y eso también es caridad. Si alguien ayuda a otro con comida, el político le crea una fuente de trabajo, y ejercita un modo altísimo de la caridad que ennoblece su acción política” 186, Fratelli Tutti. Todos somos parte de la misma sociedad y por ello cada uno de nosotros tenemos un rol que cumplir desde el lugar en el que nos encontremos.

A pesar de la difícil situación que vivimos, no dejemos de mirar nuestra realidad con esperanza, y sigamos buscando maneras creativas para superar las adversidades, teniendo gestos de amor con el prójimo mediante acciones concretas. Por ejemplo, saludamos la honestidad y el ejemplo que han dado las más de 120 personas que han renunciado y devuelto el apoyo económico Yanapay Perú, argumentando que afortunadamente no necesitan este subsidio en este momento. Esta es una señal de que en nuestra sociedad hay reservas éticas que contrastan con el comportamiento de algunos líderes politicos.

Finalmente queremos recordar que este año se cumple el 50 aniversario de la publicación del libro Teología de la Liberación. Perspectivas que al igual que Fratelli Tutti, pone el acento en una teología encarnada en la historia del pueblo de Dios. “…que la vida, y no la muerte, es la última palabra de la historia, constituye la fuente de la alegría del creyente que experimenta así el amor gratuito de Dios. (…) La teología está al servicio de esta proclamación del Reino de amor y justicia. Ninguna dimensión humana escapa al alcance del Reino que está presente en la historia, transformándola, al mismo tiempo que la lleva más allá de si misma. La teología de la Liberación partió de esa perspectiva para mostrar la significación del anuncio del Evangelio en el acaecer histórico de América Latina.”

Ante el sufrimiento de las muchas personas que han perdido tanto en estos tiempos, volvamos a estos textos que nos hacen ver la importancia de superar los intereses particulares de la mala política y poner en el centro el bien común.