Proclaman santo al primer papa que pisó América Latina

En medio de emotivas palabras, Pablo VI fue proclamado santo por el Papa Francisco. “Pablo VI, aun en medio de dificultades e incomprensiones, testimonió de una manera apasionada la belleza y la alegría de seguir totalmente a Jesús. También hoy nos exhorta, junto con el Concilio del que fue sabio timonel, a vivir nuestra vocación común: la vocación universal a la santidad. No a medias, sino a la santidad”, dijo Francisco.

¿Quién fue Pablo VI?

Muchos lo recuerdan por ser el primer papa que visitó América Latina al inaugurar la II Conferencia general del Episcopado Latinoamericano, pero fue además quién creó el Sinodo de los Obispos. Fue elegido Pontífice de la Iglesia católica el 21 de junio de 1963 y su pontificado fue desde el año 1963 hasta 1978. Dejó escritas varias encíclicas relevantes como ‘Populorum Progressio’ y fue el encargado de clausurar Concilio Vaticano II en 1965.

Su nombre fue Giovanni Battista Montini, fue proclamado beato en el año 2014 y en ese mismo año se le atribuyó un  milagro que lo volvió santo: la curación inexplicable de un feto al quinto mes de gestación. Sin embargo, se le recuerda por hacer posible las reformas del Concilio Vaticano II, por su bella Exhortación “Evangelii Nuntiandi” que fue bastante trabajada en América Latina y en el que las Comunidades Eclesiales de Base fueron reconocidas como patrimonio de la Iglesia universal. Como diría el Teólogo mexicano, Juan Manuel Hurtado López, “Pablo VI es el Papa de la Populorum Progressio, sobre el desarrollo de los pueblos; es el Papa de Octogessima Adveniens, documento en el que está la importantísima afirmación de que son los pastores junto con su comunidad local, es cada Iglesia diocesana la que debe hacer el discernimiento y la interpretación de los nuevos problemas y situaciones a la  luz de la fe. Pablo VI, el Papa que hizo un discurso oficial en la ONU”.

Monseñor Romero también fue declarado santo

“Es hermoso que junto a él y a los demás santos y santas de hoy, se encuentre Monseñor Romero, quien dejó la seguridad del mundo, incluso su propia incolumidad, para entregar su vida según el Evangelio, cercano a los pobres y a su gente”, dijo Francisco a todos los presentes.

Además de Pablo VI santo y el Arzobispo de San Salvador, también fueron canonizados los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, las religiosas María Caterina Kasper y Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús March Mesa, y el laico italiano Nunzio Sulprizio.