[ARTÍCULO] La educación en el contexto de la COVID-19

16 junio, 2020

[ARTÍCULO]

La educación en el contexto de la COVID-19

por Manuel Iguiñiz, sociólogo y miembro de Foro Educativo

La sociedad global y, por ende la  educación, están desafiadas por la pandemia, en sus finalidades y sentidos. La desafían nuevas transformaciones en las formas de vida y en la comprensión del mundo, pero también son desafíos el incremento de la pobreza y la desigualdad. En este escenario, a pesar del sufrimiento, se renueva la lucha por la vida de los excluidos, como lo están expresando los retornantes a sus pueblos de origen, así como también una persistente esperanza en la educación, expresada, de algún manera, en los niños  que suben a los cerros para captar la señal de internet o se conectan con la radio.

En estas transformaciones la escuela puede garantizar plenamente  la educación, siendo  parte de un proyecto nacional de desarrollo sostenible orientado a enfrentar los nuevos desafíos y, asimismo, siendo parte de un esfuerzo social global. El reciente protagonismo del Estado, ha visibilizado su indispensable rol garante del derecho a la educación exigiendo, a la vez, la revalorización de la escuela  pública, el fortalecimiento de su calidad y su capacidad de llegada descentralizada y de tiempo completo a todo el país.

El Ministerio de Educación se ha comprometido con la continuidad educativa, adecuando el currículo para una educación a distancia en el escenario de distanciamiento social. Con prontitud se puso en marcha el programa “Aprendo en Casa”, priorizando competencias orientadas a la formación ciudadana, de cara a lo que está sucediendo en el país y, así mismo, orientándose a cubrir las brechas educativas, cuya principal expresión ha sido la provisión de tablets a los sectores más excluidos, atendiendo la brecha digital. A su vez, se realizan diversas iniciativas sociales como las de “Profe a profe” y otras de  llegada a la población, movilizando a los medios masivos.

Sobre esas posturas, mientras se mantiene el confinamiento, corresponde potenciar la educación a distancia con Aprendo en Casa. Necesitamos que la escuela se mueva del saber familiar y local al conocimiento escolar y viceversa.  Queremos una educación atenta a la movilización mundial de científicos por la vida, de reformadores sociales por nuevas formas de convivencia, en conexión con los movimientos sociales por la igualdad de género, por la infancia y por el medio ambiente.

A su vez, es necesario señalar que el deterioro de las condiciones de vida y el confinamiento restringen la educación escolar. La escuela fortalece el derecho a la educación en el primer peldaño, su obligatoriedad. Su reto es acoger a los saberes propios en diálogo con saberes de otros,   así como un trabajo colegiado de los docentes. Asimismo, crea vínculos sociales entre diferentes grupos, que conviviendo y deliberando en un espacio público común, particularmente en la escuela pública, se forman en ciudadanía activa. La autorización a las escuelas privadas de permitir que un pequeño equipo labore en  la escuela es un paso a ampliar y serviría al restablecimiento progresivo de la educación presencial en la escuela.