Karen Bernedo: “Hay hechos históricos ante los cuales no podemos cerrar los ojos”

Emiten sentencia por caso Cabitos
18 agosto, 2017
Posicionamiento de la REPAM- ante la anulación de la intangibilidad del TIPNIS
23 agosto, 2017
Show all

Como “Una provocadora invitación a la reflexión” es descrita la presentación de la muestra Resistencia visual 1992 en la web del Lugar de la Memoria, muestra que ha despertado el debate en torno a su reciente exposición.

 

En entrevista, Karen Bernedo (comunicadora y documentalista social) curadora de la carpeta colaborativa Resistencia Visual 1992 – 2017, que alberga el trabajo de 36 artistas, considera que “el LUM es un espacio necesario, pero esto que se ha desarrollado alrededor de la muestra, pone los límites de un espacio que haga memoria y que surja desde el estado”.

¿Cuál es la propuesta de esta exposición?

Convoqué a una serie de artistas para que elaboren una imagen que tome como punto de partida el año 1992. Una imagen que reflexione por los 25 años de todos los casos alrededor de esta época. La idea era hacer una reflexión en el presente, la herencia que nos deja ese año: la prensa basura, la corrupción, las privatizaciones.

Nunca fue una idea centrarnos solo en 1992, todo lo contrario, la idea siempre fue reflexionar desde el hoy. Por ello los afiches presentan  temas  de conmemoración, de reivindicación  de justicia. Yo no les dije qué hacer ni qué pensar a los artistas, cada uno elaboró la imagen y el tema que quiso.

Las declaraciones de algunas autoridades del Ministerio de cultura apelan a que falta una rigurosidad histórica en tu muestra.

El argumento de que hay temas que no se suscriben al año 1992 me parece ridículo y pobre. Y aunque fuera cierto, eso no corresponde a la salida de un director, un funcionario que estaba cumpliendo muy bien con su trabajo. Bastaba con leer  el texto  curatorial, o bastaba con mirar la imagen de la carpeta que también esta exhibida, para ver que la muestra dice 1992 – 2017 (25 años). Con ello podrían haberse dado cuenta que la muestra no se adscribía a los hechos de 1992 sino que más bien eran el punto de partida.

A mí me sorprenden las declaraciones de la asesora del Ministerio de Cultura (Denise Ledgard), que en declaraciones no oficiales, pues son publicadas desde su cuenta personal,  aluden a que la muestra es sesgada, a mí me parece un criterio bastante cuestionable porque si hablamos de 1992, hablamos del fin de la guerra con Sendero Luminoso, pero también del comienzo de la dictadura Fujimorista.

Pienso que no podemos ceder, no podemos relativizar ni decir esa es tu visión esa es tu verdad pero no es la mía porque hay hechos históricos a los cuales no podemos cerrar los ojos.

Por ejemplo, en abril del año pasado se presentó en el LUM la muestra Esquirlas del Odio, que abordaba el pensamiento totalitario y radical de Sendero Luminoso. La muestra solo se centraba en esa parte de la historia…

Precisamente, esta muestra abordó los crímenes de Sendero y creo que nadie fue a reclamar o a pedir que se coloquen los crímenes de Estado porque se entiende que es una muestra que particularmente aborda ese tema. Y en este caso (Resistencia visual) particularmente aborda la década del 90.

¿Cómo tomas la salida de Guillermo Nugent?

Me parece que es un error haber retirado a Guillermo Nugent por esa muestra. Primero porque los temas que están abordados por aquí, han sido abordados de alguna u otra manera por el LUM. Por ejemplo, el caso de las esterilizaciones forzadas no está abordado en la muestra permanente, pero se ha presentado el proyecto Quipu; el caso del Pentagonito y sótanos del SIE no se aborda directamente en la muestra permanente (aunque debería porque ya hay una sentencia del estado peruano) pero si se considera en la presentación de la placa conmemorativa por Keneth Anzualdo, víctima de este último caso.

¿El Ministerio de Cultura conoció la muestra antes de ser expuesta? En todo caso, cuéntanos sobre el proceso para la aceptación, elaboración y exhibición de esta muestra en el LUM.

La carpeta colaborativa es una idea mía, es un proyecto mío – que es muy parecido a un proyecto que ya se hizo en Chile por los cuarenta años del golpe militar. Es así que yo voy con el proyecto una vez que ya tenía el financiamiento, es el Goethe Institut que colabora con este proyecto. Luego pido una cita al Sr. Nugent, en reunión se acepta el proyecto pero pide ver los afiches antes de exhibirlos, y en efecto se manda un formato digital (PDF) de estos con las fichas técnicas de todos los artistas

Lo que yo puedo asegurar es que la muestra es anunciada públicamente en la página web y en el Facebook del LUM. Y si algún asesor o asesora del ministro hubiera visto algún cuestionamiento sobre lo que ahí se presentaba pudieron prestar atención antes de la inauguración. Tengo entendido que se les manda una invitación, que se les da un tríptico (que inclusive lo tiene que aprobar personal del ministerio). En este tríptico está el texto curatorial y están todas las imágenes puestas.

Finalmente, a raíz de lo sucedido, qué mirada tienes con el futuro del LUM y las próximas muestras y actividades que ahí se proponen.

Me apena lo que ha sucedido, sobre todo pensando en el futuro del LUM. La forma en que se  ha deslegitimado, por el accionar de quien lleva el Ministerio de Cultura. En su comunicado pone que “se mellaba la credibilidad ciudadana del LUM”, pero me parece que el que ha desprestigiado y deslegitimado esa credibilidad ha sido él mismo con esta acción

El LUM es un espacio necesario, pero esto que se ha desarrollado alrededor de la muestra, pone los límites de un espacio que haga memoria y que surja desde el estado. Espero que no afecte la manera en la que el LUM estuvo, durante la gestión de Nugent, haciendo las cosas. Había llegado a convertirse en un espacio que se acercó a los familiares y a las víctimas. Yo espero que siga en esa línea, y quien venga tenga la suficiente fortaleza para defender lo que hay ahí, que se ponga del lado de la memoria y de la verdad.

 

DATOS:

  • Muestra Resistencia Visual 1992 seguirá en exposición hasta el domingo 1 de octubre en el Lugar de la Memoria – Bajada San Martín 151, Miraflores (altura de la cuadra 12 de la Av. El Ejército)
  • Existen 120 carpetas colaborativas en total. Algunas de ellas continuarán con el propósito con el que nacieron: exhibirse en distintos colectivos, organizaciones, barrios, regiones, etc.