Francisco en Trujillo: “Hay cosas que no se improvisan y mucho menos se compran”
21 enero, 2018
Barrio Victor Larco Herrera, Trujillo: Francisco “Quise estar aquí con ustedes” a damnificados del Niño costero
21 enero, 2018
Show all

Francisco se ha reunido en el colegio seminario de San Carlos y San Marcelo con obispos, sacerdotes y religiosos para conversar sobre el sentido de la vida religiosa. Tomando como referencia la imagen de Juan el Bautista, el papa Francisco les recordó cómo el predecesor de Cristo tuvo claro que su misión era abrir el camino a Jesús, sin caer en el mesianismo. “Ser memoriosos nos libra de la tentación de los mesianismos.”  Esta tentación también se combate con la risa dijo Francisco: ”Si, aprender a reírse de uno mismo nos da la capacidad espiritual de estar delante del señor con los propios límites y errores y pecados, pero también aciertos.”  Fue así que con estos rasgos tan humanos el papa Francisco habló de la vocación religiosa.

La otra condición relacionada con la vocación que les ha recordado Francisco a los miembros de la iglesia consiste en recordar la hora en que Dios les llamó a su servicio. “Las veces que nos olvidamos de esta hora, nos olvidamos de nuestros orígenes, de nuestras raíces; y al perder esas coordenadas fundamentales dejamos de lado lo más valioso que un consagrado puede tener: la mirada del Señor.” Pero también deja claro que estas condiciones mencionadas sobre la vocación de servicio que recuerda el Papa, no solo se refieren a los rasgos que deben encarnar la vida de los religiosos, obispos y monjas, sino que  las reconoce el pueblo. “El Pueblo fiel de Dios tiene olfato y sabe distinguir entre el funcionario de lo sagrado y el servidor agradecido. Sabe reconocer entre el memorioso y el olvidadizo.”

Pero la tarea evangelizadora dice Francisco nos lleva a buscar a los demás. Y en esto el Papa quiere ser enfático: ”La fragmentación o el aislamiento no es algo que se da “fuera” como si fuese solo un problema del mundo…Las divisiones guerras, aislamientos las vivimos también dentro de nuestras comunidades…” y añade “Se nos pide ser artífices de comunión y unidad; que no es lo mismo que pensar todos igual, hacer todos lo mismo.”

Y refiriéndose a quienes tienen cargos de responsabilidad y servicio de la Iglesia Francisco les recordó: “…no se vuelvan auto referenciales; traten de cuidar a sus hermanos, procuren que estén bien…No caigamos en la trampa de una autoridad que se vuelva autoritarismo por olvidarse que ante todo es una misión de servicio.”


En colaboración con el Centro de prensa OSEVOZ.