[EDITORIAL] Cuidarnos para cuidar al prójimo

17 febrero, 2021

[EDITORIAL]

Cuidarnos para cuidar al prójimo

 

Hemos recibido la gran noticia de la llegada del primer lote de las vacunas a nuestro país. Este es un gran comienzo que nos llena de esperanza sobre las medidas que se vienen tomando para avanzar en esta lucha contra la pandemia. Hasta el cierre de la revista, varias decenas de miles de peruanos y peruanas pertenecientes a la primera línea ya han sido inoculados y continuamos a la espera del segundo lote de vacunas para terminar con esta primera fase. Sin embargo, esto no significa que debemos dejar de cuidarnos. No olvidemos que queda un gran camino por recorrer hasta lograr vacunarnos todos y todas y que aun así es necesario continuar con los cuidados pues la vacuna será realmente efectiva cuando la mayoría de la población sea vacunada.

No podemos relajar las medidas de prevención.

Por otro lado, recordemos que seguimos con una situación gravísima de falta de oxígeno y de cobertura de camas UCI. La cuarentena obligatoria ha sido ampliada porque aún tenemos números altos de contagios en varias zonas del país. Esto ahora es mucho más relevante y dramático en el panorama que vivimos. Aún falta mucho para ganar la batalla.
Hoy vemos cotidianamente en todos los canales de televisión, imágenes de personas haciendo colas interminables para obtener oxígeno, buscando camas UCI en varios hospitales o pidiendo recursos para continuar preparando alimentos para todo el barrio. Es claro que, si bien estamos en una situación muy dura, la pandemia no nos ha golpeado a todos por igual y las batallas de algunos son más difíciles que las de otros. Por ello, la solidaridad es indispensable en este momento.

Francisco nos recuerda: “Hundir a un pueblo en el desaliento es el cierre de un círculo perverso perfecto”. Dios está con nosotros aun en los momentos más difíciles. Es tiempo de salir de la cultura de la indiferencia, tomar las riendas aun cuando nos quieran desanimar diciéndonos que todo está perdido y no hay nada más por hacer. “De esta manera, se nutre el desencanto y la desesperanza, y eso no alienta un espíritu de solidaridad y de generosidad”- Fratelli Tutti – 75

¿Qué nos toca hacer?

Es tiempo de hacernos prójimos del otro, de acercarnos a la realidad de nuestros hermanos y hermanas que lo necesitan, indignarnos con las injusticias que los afectan, tener una práctica solidaria para revertir su situación de injusticia.

Este año electoral, por ejemplo, nos interpela a tomar una decisión de manera responsable. Nos tocará elegir a las autoridades que asumirán el futuro de nuestro país en este tiempo de pandemia. Nuestro voto en estas elecciones reflejará la empatía y compromiso que tenemos con el dolor de los que sufren porque serán ellos los que vivirán con más intensidad las repercusiones de un mal gobierno.

Organicémonos para fijar las bases que nos den garantía de que el partido que gobierne, sea cual sea, trabaje a partir de consensos que reflejen las necesidades urgentes del Perú. El Acuerdo Nacional, por ejemplo, es una instancia importante que los partidos nuevos deben suscribir y como ciudadanía responsable debemos conocerlo y estar alertas a su cumplimiento. Hoy más que nunca cuidarnos implica cuidar de nuestro prójimo, es la única manera de sacar a nuestro país adelante.