[ARTÍCULO] Las grandes desigualdades en medio de la pandemia

9 septiembre, 2020

[ARTÍCULO]

Las grandes desigualdades en medio de la pandemia

Por  Pilar Arroyo, socióloga e investigadora del IBC

La pandemia del coronavirus ha evidenciado a nivel mundial las grandes desigualdades existentes a todo nivel (salud, educación, empleo, vivienda, etc.), pero, además, está ahondando esas desigualdades. El economista francés Thomas Piketty, autor de dos monumentales obras, El Capital en el Siglo XXI (2013) y Capital e Ideología (2019), en las que analiza detalladamente la desigualdad y da sugerencias para remontarla, señala que “Una de las problemáticas que más visibilidad han cobrado durante este confinamiento son los altísimos niveles de desigualdad que se han revelado en las grandes urbes”1.

Recientemente Oxfam ha detallado las consecuencias de ello para la región de América Latina y el Caribe. Por ejemplo, nos dice que la riqueza de las personas multimillonarias de la región ha crecido un 17% durante la pandemia, lo que equivale a 48,200 millones de dólares. Por otro lado, la pandemia dejará hasta 52 millones de personas en pobreza y se prevé que 40 millones perderán su empleo.

Por ello Oxfam considera que “El objetivo primordial de la respuesta de los Gobiernos debe ser proteger la vida de las personas y, especialmente, de quienes han sido más afectados por la crisis y la desigualdad histórica de la región”. Pero los gobiernos tienen problemas fiscales, debido a los grandes gastos que están haciendo para paliar los efectos del COVID y a la baja en la recaudación de impuestos por la crisis económica que ha traído la paralización de la producción y la reducción del consumo durante la pandemia.

Por eso, urge que se incremente el aporte de los que más tienen, para que así se pueda financiar la acción estatal orientada, en primer lugar, a “proteger la vida, lo que implica garantizar el gasto para la salud, la seguridad alimentaria y la subsistencia de todas las personas sin ingresos suficientes, invirtiendo en los sistemas de seguridad social, atención decidida de subsidios de desempleo, sistemas nacionales de atención y cuidados, que permitan abordar los trabajos de cuidados que recaen de manera desproporcional en mujeres y niñas, subsidios de vivienda y servicios públicos”2.

Estas urgentes medidas tributarias que buscan incrementar el aporte de los que más tienen incluso han sido planteadas por organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Interamericano de Desarrollo, así como también la Comisión para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL).
Coincidimos con Oxfam en que “En sociedades tan desiguales como las de América Latina y el Caribe la reducción de la desigualdad y la construcción de sociedades democráticas que velen por el bienestar de toda la ciudadanía deben ser los pilares del día después de la crisis de la COVID-19” (p.19).

Para lograrlo, es clave que quienes concentran la riqueza, quienes han tenido grandes beneficios durante estas últimas décadas y las grandes empresas que están generando importantes ganancias en medio de la crisis, contribuyan mucho más al esfuerzo de todos y todas. Pero, como bien señala Piketty, en el artículo citado, “Siempre se necesita una gran movilización social y política para que las sociedades avancen en dirección a la igualdad”. Piketty señala que “No se trata solo de un balance material de poder, sino de un balance de fuerzas intelectuales e ideológicas”. Ese es nuestro desafío, hacerlo posible.

1)https://www.elpais.com.uy/vida-actual/economista-thomas-piketty-coronavirus-expuso-violencia-desigualdad.html

2) Oxfam, Susana Ruiz y otros ¿QUIÉN PAGA LA CUENTA? Gravar la riqueza para enfrentar la crisis de la COVID-19 en América Latina y el Caribe (Julio 2020) p.10 y 19.

.