[ARTÍCULO] Conquista histórica de las Trabajadoras del Hogar

30 septiembre, 2020

[ARTÍCULO]

Conquista histórica de las Trabajadoras del Hogar

por Leddy Mozombite Linares Secretaria General de la Federacion Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar del Perú (FENTTRAHOP)

 

Tras años de lucha las trabajadoras y trabajadores del hogar organizadas logramos victorias históricas que cambian nuestras vidas, marcan un antes y un después. La nueva ley de trabajadoras del hogar que aprobó el Congreso el 5 de setiembre de 2020, está adecuada al Convenio 189. Este logro tiene un significado histórico y político para la clase trabajadora, especialmente para la lucha de las trabajadoras del hogar, porque es ponerse al frente de la discriminación, étnica, social, cultural y laboral de miles de mujeres que a través de la organización sindical hemos puesto en agenda nuestras reivindicaciones en la sociedad y en el propio movimiento sindical. Es el reconocimiento del trabajo del cuidado remunerado que realizamos y la contribución significativa al desarrollo social y económico al país.

Desde otra mirada la conquista de la nueva ley es por la lucha de la equidad de género. Del medio millón de trabajadoras y trabajadores del hogar, el 96% somos mujeres y el 92% trabajamos en condiciones informales. Conscientes de esta realidad, las trabajadoras del hogar organizadas en la FENTTRAHOP y sus bases sindicales: Tumbes, Piura, San Martin, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Junín, Ica, Lima, Callao, Arequipa, afiliadas a la CGTP, asumimos el papel protagónico en este proceso haciendo frente a la discriminación, a salarios y jornadas de explotación, sin contrato escrito, muchas veces expuestas a acoso y violencia sexual, una serie de abusos agudizados en la pandemia. Nuestra fortaleza organizativa nos ha permitido continuar y decirnos ¡Nuestra Lucha no está en Cuarentena!

Las trabajadoras del hogar somos trabajadoras, tenemos derechos laborales fundamentales. La nueva ley regula la relación laboral, elimina toda forma de discriminación, reconoce el valor del trabajo de cuidado remunerado que realizamos y que es valioso y fundamental para el bienestar de nuestras familias y para las familias de quienes nos contratan, pues mientras nosotras cuidamos y hacemos labores en los hogares, los empleadores mejoran su economía o se desarrollan profesionalmente. Ahora el contrato será por escrito, nuestro sueldo no debe ser menor al mínimo, la jornada laboral es de ocho horas, hay modalidades de contratación como jornada completa o parcial; es decir el empleador tiene opciones en el marco del respeto.

Pedimos al presidente Martín Vizcarra que firme y promulgue nuestra Ley, para la protección y cumplimento de nuestros derechos fundamentales. Las trabajadoras del hogar debemos trabajar en condiciones saludables y que esta nueva normalidad sea con dignidad. Que nos escuche no como víctimas, sino como ciudadanas. Que se haga justicia para todas las trabajadoras del hogar, para quienes ya no están, para quienes empezaron desde niñas, para quienes en esta pandemia se han encontrado desprotegidas. Esto no debe pasar más.