[ARTÍCULO] Conflictos sociales en tiempos de pandemia

24 agosto, 2020

[ARTÍCULO]

Conflictos sociales en tiempos de pandemia

Por José De Echave, investigador y especialista en la problemática minera y ambiental del Perú

Si bien la muerte de compatriotas en medio de cualquier conflicto social siempre es difícil de procesar, lo es aún más en las actuales circunstancias de pandemia y cifras en ascenso de contagios y fallecidos. Lo ocurrido el 8 de agosto en medio de una protesta en el Lote 95, en Loreto, muestra una característica de los conflictos sociales que comienza a manifestarse en tiempos de pandemia: la combinación de los temas no resueltos de larga data con las demandas de poblaciones enteras frente a la expansión del Covid-19, que las está poniendo en el límite de lo humanamente tolerable frente a un Estado que no reacciona.
Con sus propias características, también podemos citar lo ocurrido en Espinar, en lo que se convirtió en el primer gran estallido social en tiempos de pandemia que involucró a casi toda una provincia en una zona con presencia minera. Desde el pasado 15 de julio, organizaciones sociales y comunidades campesinas de Espinar, agrupadas en el Comité de Lucha Provincial, iniciaron un paro luego de intentar llegar a un acuerdo en una mesa multisectorial, sobre todo con la empresa minera, para hacer frente a la difícil situación por la que atraviesa la población.

Rolando Luque, adjunto para la prevención de conflictos de La Defensoría de Pueblo, ha advertido que la situación que se ha vivido en Espinar puede ser un anticipo de lo que puede ocurrir en otras regiones: “Lo de Espinar es una primera señal de lo que se viene en adelante, porque tenemos 190 conflictos sociales que, a raíz de los estados de emergencia por el Covid 19, quedaron en suspenso”.
Haría bien el gobierno en prestarle una mayor atención a los conflictos que se comienzan a manifestar en medio de una situación de emergencia que de por sí ya es compleja. Sobre todo porque esto pasa en donde por décadas se ha extraído riquezas para otros, dejando contaminación, enfermedades y pobreza para las poblaciones. Además, los conflictos de antes y los de ahora en plena pandemia, muestran en toda su dimensión la inoperancia del Estado. Mientras que la Policía Nacional interviene a pedido de las empresas, otras instituciones del Estado, como el Vice Ministerio de Gobernanza Territorial y el Vice Ministerio de Interculturalidad pareciera que siguen estando pintados en la pared.