Agentes pastorales se reunen en Taller de Biblia del IBC

Toda metodología es un camino que intenta facilitar la lectura e interpretación de los textos, de la realidad, para -comprendiéndola mejor- dar mejor respuesta a los desafíos y problemáticas que se nos presentan. Las metodologías se aplican desde un horizonte/perspectiva/opción concreta que es necesario visibilizar, compartir y anunciar.

Durante estos meses de confinamiento se ha llevado a cabo el Taller de biblia que cada año ofrece el Instituto Bartolomé de Las Casas; en este participaron 17 agentes pastorales (14 mujeres, 3 varones) que radican en Lima, Arequipa, Chachapoyas, Irlanda y Francia; quienes son responsables de la coordinación en sus comunidades, movimientos, instituciones, grupos de parroquia, grupos de mujeres y voluntariado con jóvenes. El taller se desarrolló en modalidad virtual y combinó un Foro de diálogo a través de la Plataforma del Aula virtual del IBC y reuniones sincrónicas a través de la Plataforma Zoom.

El objetivo del taller fue profundizar en la metodología bíblica que se ha estado desarrollando en los últimos años: “La danza de la sabiduría como hermenéutica crítica para la liberación”. Este objetivo recogió las evaluaciones de los/as participantes y su necesidad de una mayor profundización en herramientas de lectura e interpretación de los textos bíblicos. Asimismo, el taller se dio a partir de tres enfoques: Teoría de género, Ecofeminismo y Opción preferencial por el pobre visibilizando la emergencia de grupos históricamente excluidos.

Recogemos la intervención de una de las participantes del taller en relación al ejercicio de construir una definición de teología feminista

“La teología feminista reacciona contra una teología que califica de patriarcal, androcéntrica y unilateral, en ese sentido considero que tiene una aplicación práctica que hace revisar la vida y lo que impide que sea plena para todos, su búsqueda ha contribuido a una reivindicación de lo femenino como una visión válida que da cuenta de su propia experiencia y construye sujetos que vivan sus propios procesos emancipatorios. Esto a su vez evidencia la multiplicidad de saberes y vivencias de las mujeres que nos llevan a revisar si nuestra práctica y reflexión puede contribuir a sostener las estructuras de dominación” (María Luisa Franco, Religiosa de los Sagrados Corazones).